La evolución del comercio electrónico

Ya nos hemos habituado a comprar a través de Internet. Hace muchos años que quedaron atrás las inseguridades. Además, el comercio entre empresas también se encuentra en fase expansiva. Ante esta realidad, por dónde pasa el futuro del e-commerce?

Nos encontramos en un período de profunda transformación impulsado por el auge de nuevas tecnologías que han revolucionado la manera en la que los comercios venden y los usuarios compran. La digitalización y el comercio electrónico son una realidad que ha impactado en todos los sectores, desde la moda hasta la alimentación, pasando por la industria del entretenimiento. Paco Moreno, Director de Comunicación de PayPal en España y Portugal, afirma que “la realidad cashless está más presente en nuestras vidas de lo que en ocasiones nos parece y las fronteras entre el entorno online y el offline están cada vez más difuminadas. Esta situación es especialmente notable en España, el cuarto país europeo en el ranking de ventas online (4%), según datos de Ecommerce Europe”.

Un estudio sobre bienes digitales realizado por SuperData y comisionado por PayPal que se hizo público a finales del año pasado concluyó que, de los 10 países analizados, España es el país con un promedio de gasto mensual más elevado en cuanto a compras de bienes digitales. El mismo estudio revela que el factor que más valoran los consumidores españoles de su método de pago es la facilidad de uso, seguido de la rapidez en procesar el pago y la seguridad.

Esta revolución digital va de la mano de la evolución de la sociedad. Por un lado, existe una tendencia creciente al pago online, a través de ordenador, tablet o smartphone, tanto para compras nacionales como transfronterizas. Por otro lado, según el informe Ditrendia (2016), el 80% de los españoles cuenta con un móvil, lo que nos convierte en el país con una mayor penetración de smartphones en Europa. Esta situación hace inevitable el cambio hacia un modelo de comercio online, que sigue afianzándose en España y así se prevé que continúe en los próximos años. Esta predicción se sustenta por el alto grado de penetración de las tecnologías en la sociedad, con casi un 80% de hogares en España con acceso a Internet; el auge de las transacciones transfronterizas, así como las perspectivas de crecimiento de los e-commerce.

Las razones del impulso que está experimentando el comercio electrónico son varias. La mayoría de expertos creen que este seguirá presentando cifras positivas de forma constante

¿Seguirá creciendo?

Las razones del impulso que está experimentando el comercio electrónico son varias. La mayoría de expertos creen que este seguirá presentando cifras positivas de forma constante. Por ejemplo, Eduardo Esparza, Country Manager de Webloyalty en España, cree que este impulso viene definido por “el aumento de la población internauta, el avance de la confianza online, el crecimiento de la oferta en Internet y la mejora de la experiencia de compra han sido  factores determinantes para el impulso definitivo de las compras online en España”.

Las claves operativas:

Cuestiones operativas

  • mayor ancho de banda en las conexiones domésticas que mejoran la experiencia del usuario
  • masificación del uso de Smartphone y tablets que facilitan las compras, desde cualquier lugar, en cualquier momento. Las compras desde dispositivos móviles ya supera la realizada desde ordenadores de sobremesa
  • los servicios cloud, en la parte del proveedor, facilitan el proporcionar un servicio potente, altamente escalable, sin incurrir en importantes inversiones. Antes un pico de visitas como el que se produce en el Black Friday, campañas navideñas, rebajas, etc., generalmente degradaban muchísimo el funcionamiento de los e-commerce. Hoy en día esto está superado.

La evolución del comercio electrónico

  • Ya nos hemos habituado a comprar a través de Internet. Hace muchos años que quedaron atrás las inseguridades. Además, el comercio entre empresas también se encuentra en fase expansiva. Ante esta realidad, por dónde pasa el futuro del e-commerce?

Escrito por Manuel Navarro el 1 abril, 2017 en Tema de Portada
1 comentarioHaz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

Nos encontramos en un período de profunda transformación impulsado por el auge de nuevas tecnologías que han revolucionado la manera en la que los comercios venden y los usuarios compran. La digitalización y el comercio electrónico son una realidad que ha impactado en todos los sectores, desde la moda hasta la alimentación, pasando por la industria del entretenimiento. Paco Moreno, Director de Comunicación de PayPal en España y Portugal, afirma que “la realidad cashless está más presente en nuestras vidas de lo que en ocasiones nos parece y las fronteras entre el entorno online y el offline están cada vez más difuminadas. Esta situación es especialmente notable en España, el cuarto país europeo en el ranking de ventas online (4%), según datos de Ecommerce Europe”.

Un estudio sobre bienes digitales realizado por SuperData y comisionado por PayPal que se hizo público a finales del año pasado concluyó que, de los 10 países analizados, España es el país con un promedio de gasto mensual más elevado en cuanto a compras de bienes digitales. El mismo estudio revela que el factor que más valoran los consumidores españoles de su método de pago es la facilidad de uso, seguido de la rapidez en procesar el pago y la seguridad.

Esta revolución digital va de la mano de la evolución de la sociedad. Por un lado, existe una tendencia creciente al pago online, a través de ordenador, tablet o smartphone, tanto para compras nacionales como transfronterizas. Por otro lado, según el informe Ditrendia (2016), el 80% de los españoles cuenta con un móvil, lo que nos convierte en el país con una mayor penetración de smartphones en Europa. Esta situación hace inevitable el cambio hacia un modelo de comercio online, que sigue afianzándose en España y así se prevé que continúe en los próximos años. Esta predicción se sustenta por el alto grado de penetración de las tecnologías en la sociedad, con casi un 80% de hogares en España con acceso a Internet; el auge de las transacciones transfronterizas, así como las perspectivas de crecimiento de los e-commerce.

Las razones del impulso que está experimentando el comercio electrónico son varias. La mayoría de expertos creen que este seguirá presentando cifras positivas de forma constante

Tal y como asegura Ana Gobernado, Directora de Watson Customer Engagement, IBM España, “el crecimiento del ecommerce es un hecho innegable. Los datos de la CNMC arrojan un crecimiento del comercio electrónico interanual del 21,5%.  Y es evidente que la tendencia va a seguir la senda del crecimiento porque esta área es clave para la supervivencia de las empresas”. Mientras, desde Informática el Corte Inglés, se asegura que “aunque hace años que no se puede hablar de un fenómeno nuevo, todavía estamos en una tendencia alcista. El 40% de la población española realiza compras online de forma recurrente, según los datos oficiales.Por ello, y por el contacto con las empresas que demandan nuevas estrategias y soluciones, desde Informática El Corte Inglés a su vez somos optimistas en que el crecimiento será sostenido. Además, cada vez más empresas nos demandan para poder utilizar el eCommerce como punta de lanza de su expansión internacional”.

¿Seguirá creciendo?

Las razones del impulso que está experimentando el comercio electrónico son varias. La mayoría de expertos creen que este seguirá presentando cifras positivas de forma constante. Por ejemplo, Eduardo Esparza, Country Manager de Webloyalty en España, cree que este impulso viene definido por “el aumento de la población internauta, el avance de la confianza online, el crecimiento de la oferta en Internet y la mejora de la experiencia de compra han sido  factores determinantes para el impulso definitivo de las compras online en España”.

Jon Arberas, director general de Sarenet es más específico y cree que el crecimiento viene definido por varios factores. En opinión de este directivo, los factores son los siguientes:

Cuestiones operativas

–    mayor ancho de banda en las conexiones domésticas que mejoran la experiencia del usuario

–    masificación del uso de Smartphone y tablets que facilitan las compras, desde cualquier lugar, en cualquier momento. Las compras desde dispositivos móviles ya supera la realizada desde ordenadores de sobremesa

–    los servicios cloud, en la parte del proveedor, facilitan el proporcionar un servicio potente, altamente escalable, sin incurrir en importantes inversiones. Antes un pico de visitas como el que se produce en el Black Friday, campañas navideñas, rebajas, etc., generalmente degradaban muchísimo el funcionamiento de los e-commerce. Hoy en día esto está superado

Cuestiones de carácter sociológico, o psicológico:

  • cada vez hay más cultura digital. El poder adquisitivo se está desplazando cada vez más a una población conectada, que utiliza de manera intensiva la red
  •  mayor percepción de seguridad, una vez que utilizamos los servicios on-line para realizar todo tipo de tramites, incluso los que manejan información más confidencial, declaración de la renta, servicios bancarios, etc.
  •  Redes sociales. Las RRSS son unas grandes dinamizadoras de la red, fomentando las ofertas específicas dirigidas a públicos muy segmentados gracias a la aportación de la información de los usuarios que tienen las redes sociales. La combinación de RRSS + e-commerce ha tenido un impacto bestial. Las propias RRSS son un escaparate al que se asoma el comercio on-line, y en las que directamente se vende.

Ventajas

Las ventajas que ofrece el comercio electrónico son inmensas. Desde el punto de vista de la empresa, el comercio electrónico permite llegar a mercados de una forma mucho más económica que estableciendo tiendas. De hecho, el comercio electrónico es también una herramienta de marketing que le puede facilitar información a la empresa sobre la aceptación de sus productos o servicios en un mercado nuevo y sobre los hábitos de compra de sus clientes. Con esta información es mucho más fácil tomar la decisión de abrir tiendas físicas.

Las ventajas ofrecidas por el comercio electrónico son tantas, que cualquier empresa tiene incorporado en su estrategia una política de ventas a través de Internet

Y es que, las tiendas tradicionales se han reinventado para dar paso a un modelo de negocio acorde con los hábitos y comportamientos actuales, pues las ventajas que el e-commerce ofrece tanto a comerciantes como a particulares van más allá de una mera reducción de costes. Tal y como señala el portavoz de PayPal, “entre los aspectos que han favorecido la implementación del e-commerce se encuentra la accesibilidad a miles de servicios a nivel global, así como la comodidad a la hora de realizar cualquier compra desde casa, a través de cualquier dispositivo. Este último aspecto juega un papel fundamental en la filosofía de PayPal. Pensamos en la rapidez y sencillez como términos clave para facilitar los pagos a los usuarios, implementando soluciones que les permitan hacer sus pagos de la forma más rápida y efectiva posible. En este ámbito ha funcionado muy bien el sistema One Touch, que permite a los consumidores acceder a su cuenta PayPal sólo una vez en el proceso y pagar todas sus compras con un sólo toque (tanto web como en el móvil)”.

Las ventajas ofrecidas por el comercio electrónico son tantas, que cualquier empresa tiene incorporado en su estrategia una política de ventas a través de Internet. Tal y como apunta Víctor López, director de preventa de soluciones CX de Oracle, “Las ventajas son múltiples, pero no olvidemos que el comercio electrónico no puede ser una cuestión aislada de la estrategia global de una empresa. Hoy en día, los clientes lo que demandan es una experiencia multicanal coherente en la que la empresa ofrezca el mismo nivel de información y servicio en modo online, offline, móvil y en tienda física. Una estrategia de comercio electrónico eficiente tendrá en cuenta la multicanalidad y la experiencia global, desde el momento de la búsqueda de información hasta el servicio posventa, la ejecución de la transacción, el pago, etcétera”. Para las empresas supone disponer de mayor visibilidad, y por lo tanto, alcance e impacto en un mayor número de clientes potenciales gracias al escaparate global que ofrece Internet mientras que para los clientes supone la facilidad de llegar a productos a los que antes no tenían acceso. En este sentido el portavoz de WebLoyalty señala que “si nos centramos en el empresario, una de las mayores ventajas es el coste, tanto el de inicio como el de mantenimiento del negocio, ya que es mucho menor que en un negocio tradicional. Una tienda online tiene, además, mayor facilidad para mostrar los productos acompañados de mucha más información. Según nuestro estudio OnLine Shoppers lo que más valoran los usuarios a la hora de hacer una compra por Internet  es que tenga especificaciones detalladas de los producto, que contenga opiniones de otros compradores o que tenga vídeos para poder ver cómo queda o como se usa el producto”.

Por otro lado, a nivel estratégico es más fácil y rápido implementar y desarrollar acciones de captación y fidelización de clientes basadas en descuentos, cashbacks, cupones, etc.  No cabe duda de que las promociones afectan en la decisión de compra de los consumidores y se han convertido en una fórmula clave para los profesionales del eCommerce. Según el mismo estudio, dos de cada tres consumidores de productos cotidianos, productos de vestir o del hogar cambian su idea inicial de compra en función de la oferta, ya sea para modificar el artículo que tenían pensado comprar o llevándose ambos. “Estas formas de ahorro son un método flexible y dinámico que le permite a las empresas alcanzar diferentes objetivos de venta: captación, activación y fidelización, y son fundamentales como eje desde el que pivota la estrategia de venta, de hecho, cada consumidor online utiliza un promedio de 2,4 formas distintas de ahorro”, concluye Eduardo Esparza. Finalmente desde IECISA, se señala que “para las empresas es una obligación adaptarse al cambio de comportamiento de sus clientes. Para los particulares, permite poder realizar tanto sus decisiones de compra, como sus compras mismas, en el momento y dispositivo que ellos elijan”.

Fuente original: revistabyte.es

One thought on “La evolución del comercio electrónico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *